in ,

TristeTriste

A 40 años de la tragedia de Tacoa


¿Quién en el mundo no escuchó comentarios de la tremenda catástrofe ocurrida en Venezuela, un día 19 de diciembre del año 1982?

Sus consecuencias marcaron un desgraciado récord en la historia de los incendios, que se esperaba sirviera de ejemplo a los los hombres que tienen la más noble misión de atacar el fuego. (LOS BOMBEROS).

Estos hombres que son capaces de arriesgar sus vidas, sin esperar ninguna recompensa, un día fueron
sorprendidos, por lo que algunos llaman una mala jugada del destino, sí, mala jugada, por que quien hace algo con amor, con devoción y por cumplir con un deber impuesto a sí mismo, de salvaguardar vidas y bienes de la comunidad no se merece pagar son sus vidas, un imprevisto de la naturaleza, si lo podemos llamar un imprevisto.

La tragedia de TACOA, sucedió en Venezuela, dejando un saldo de más de 200 fallecidos, entre ellos el mayor número de BOMBEROS, que la historia haya registrado, en la vida, desde que el hombre conoció en las cavernas el FUEGO, y aprendió con el tiempo cómo controlarlo.

En la época de Nerón, se formaron los primeras brigadas de bomberos, y a la vez el hombre, comprendió que era necesario crear los elementos indispensables para combatir el fuego, una vez que
este se ha salido de sus cauces normales.

Y así como la naturaleza le enseño las características beneficiosas de aquel, igualmente aprendió como vencerlo con el tiempo.

De esta manera el hombre de hoy que presta sus servicios en un cuerpo de bomberos, no es el mismo de siglos antes de la era Cristiana, hoy usa sistemas modernos, se ha perfeccionado con el avance tecnológico, al compás del progreso funcional de la industrias, y de acuerdo con el desarrollo de los
pueblos.

Por un sin número de situaciones que hoy en día están a tono, con la era industrial, es inconcebible que el mundo haya tenido que lamentar lo ocurrido en la población de Arrecife, en la costa litoral del hoy Estado Vargas, próximo a la capital de Venezuela, Distrito Capital.

En este lugar existe una planta generadora de energía eléctrica, que una de la que surte de energía eléctrica a la capital de Venezuela, el Distrito Capital y el litoral, es una de las tres empresas privadas en operación en este sector, por cuanto el gobierno central es el que surte el mayor porcentaje hasta un 90%, del consumo de la población, la planta de Tacoa es una de las más antiguas y a la
vez una de las térmica de mayor capacidad.

En las centrales térmicas utilizan para la generación de energía, requieren de consumo de gran cantidad de derivados del petróleo. que en esta planta son los derivados “Líquidos residuales” compuestos por mezcla de crudos pesados, aceites, keroseno, gasolina y otros líquidos en pocas palabras es un subproducto del petróleo que se utiliza como combustible y que se almacena en grandes cantidades en áreas de tanques al rededor de la planta, para su consumo.

La catástrofe se inició cuando uno de estos tanque de almacenamiento se inflamó por una causa aun desconocida, y que luego de 40 años de haber ocurrido esta tragedia, ningún organismo, ha tenido y creo que no tendrá, una respuesta del origen de este evento que conmociona al mundo entero, a pesar que en la investigación participaron hombres con amplia experiencia, técnicamente capacitados para estos fines, pero que nunca encontraron cual pudo ser el origen del mismo.

Inicialmente se produjo una EXPLOSION, y seguidamente un incendio, al producirse la explosión en el momento que esa ocurre, habían dos circunstancias, coincidente, por una parte se estaba trasegando combustible de un carguero de petróleo al tanque donde ocurre la explosión, y otra que en el techo del tanque se encontraban dos operarios de la planta tomando las medidas rutinarias, y que al parecer lo hacían en las misma condiciones, que se habían ejecutados anteriormente.

Mas detalles

Lo cierto del caso es que los operadores en el momento que ocurre la explosión, fueron despedidos por el aire, falleciendo como consecuencia de la misma, acto seguido se produjo el incendio en el tanque desencadenando la alarma, y las primeras actuaciones para controlar el incendio, las llamas afectaban el tanque número 8, donde ya habían perdido la vida dos hombres, de inmediato los bomberos emprenden las acciones de estos casos.

Al recibir las llamadas de auxilio desde la planta de TACOA, por tratarse de una planta de gran importancia para la región, se desplazan las unidades que existían para el entonces, en el hoy
estado Vargas, de la estación de bomberos, próximo al lugar de los hechos, pidiendo ayuda a la central de bomberos de la capital, al lugar salen los mejores hombres entrenados para estas acciones, con las unidades que se estimaban para estos casos, y que contaba para ese entonces los bomberos. vehículos con espuma, cisternas, unidades de rescate, equipos cónsonos para controlar este tipo de incendios.

A su llegada los bomberos analizan las acciones a tomar, realizan los planes estratégicos e inician las labores para tratar de controlar el incendio en el tanque numero ocho, donde se concentraba el incendio.

Luego de más de dos horas de ardua labor, de los bomberos de Vargas, la capital, bomberos marinos,
aeronáuticos, y numerosos voluntarios, casi estaba controlado el incendio. Casi en su totalidad.

Mientras tanto los periodistas, y numerosos voluntarios se dedicaban a las labores propias de buscar información para sus empresas editoras, unos a prestar apoyo a los bomberos y otros a recabar información: en síntesis las autoridades de la planta y todas aquellas personas que de una manera u otra estaban presente, al ver que el tanque ocho estaba casi controlado, bajaron por un hondonada donde estaba y se aproximaron al tanque número nueve, que estaba cercano al anterior que estaba casi controlado, y faltaba poco para terminar su extinción total, por la acción de los bomberos.

Eran las doce y treinta del aquel 19 de diciembre de mil novecientos ochenta y dos, las labores de los bomberos estaba signada de acuerdo al ataque de este tipo de incendios.

De improvisto surge un imprevisto más de los que desencadenaron la tragedia de Tacoa: los sistemas de apoyo con el que contaban los bomberos, en el preciso momento que los bomberos más lo necesitaban, en que mas lo requerían para el control total fallan.

No tenían suministro de agua y el fuego toma cuerpo de nuevo al no poder controlar lo que faltaba para concluirlo, al lugar no se podía llegar por lo inaccesible con vehículos de ningún tipo, para apoyar las labores casi concluidas, los bomberos se sentían impotentes al no poder culminar la labor de extinción, y el fuego toma cuerpo nuevamente, otra circunstancia aparece, los residuos de combustible del tanque número ocho, comienza a derramarse, y se direccionan hacia el tanque número nueve, que esta próximo.

Y en una pendiente, mientras tanto se estaba gestando un fenómeno conocido como “BOIL OVER” en
el almacenamiento de los tanques de combustibles derivados de petróleo, entonces pareció que el mundo se hacía pedazos en una inmensa bola de fuego, y la rueda de la fortuna comenzó a girar locamente.

Los periodistas en el lugar estaban reportando que estaba todo bajo control, cuando se escuchó una
espantosa detonación.

Varios periodistas se desplazaban a su lugar de redacción, por las empinadas subidas de Tacoa, cuando tuvieron la impresión que el cielo ardía y un hongo de fuego se elevó y esparció en un radio de más de mil metros en el área.

Todo cuanto estaba alrededor fue pacto de las llamas, periodistas, bomberos, policía, voluntarios, miembros de grupos de rescate, y en fin todas las personas que se encontraban en esa área fueron arrolladas por este volcán de fuego.

Por la hondonada de acceso a Tacoa se desbordó un río de fuego que arrasó con todo lo que estaba a su paso, las llamas abrasadores, avanzaban propagándose en toda el área.

Algunas personas fueron alcanzadas por la onda expansiva, a través de las puertas y ventanas de sus casas, en las cercanías de la empresa.

Para su desesperación, los bomberos se dieron cuenta que dos tanques de agua, cercano al lugar para cualqier emergencia estaban vacíos, los dispositivos automáticos de enfriamiento para casos de emergencia habían fallados, asi la propagación de las llamas fue inevitable. Y la pérdida de vidas una
condena fatal.

De entre las llamas y el denso humo surgían despavoridos, espectros con sus ropas quemadas, hombres y mujeres y niños muchos de ellos, lacerados por el fuego, en las laderas de arrecife.

Más de setenta bomberos perdieron la vida en Tacoa, ocho fueron encontrados calcinados, apretados unos contra otros quizas tratando de protegerse del fuego, voluntarios, técnico y periodistas cayeron en la hecatombe llameante de aquel 19 de diciembre del 0chenta y ocho.

Habitantes de los barrios cercanos a Tacoa, sufrieron las consecuencias por la improvisación de tener sus residencias cercanas a una planta de esa naturaleza, ojo primero fue la planta, a los arreadores llegaron las familias.

Es necesario aclarar que es un BOILOVER, ara algunos lectores que no hayan tenido la oportunidad de conocer sus características, o al menos para refrescar la memoria, para los que conocen el tema por su experiencia en el combate de incendio.

Existes tres características necesarias para que ocurra este elemento, en almacenamiento de combustible derivados del petróleo en cielo abierto, estas son rebosamiento por ebullición, rebosamiento superficial de residuos y rebosamiento espumoso, que están descritos normalmente en las literaturas, a alcance de la tecnología digital de internet, donde pueden indagar con mas detalles.

Lo que si es importante es no confundirlo con otros términos de incendio que son por ejemplo “SLOPOVER” o “FLOTHOVER”.

Al tratar de recordar lo acontecido, no es para hablar de la tecnología de los fenómenos de los incendios, en tal sentido continuo con el relato de aquel trágico accidente, si lo queremos
llamar accidente, es una tragedia que jamás había ocurrido en el mundo, por la magnitud de las muertes, en especial bomberos, no se conocía de tantos bomberos en un siniestro desde la Segunda Guerra Mundial, pero nunca en anterior un solo incendio, los equipos en su totalidad fueron destruidos, y no quedo nada en el lugar que no fuera destruido por la onda expansiva del fuego.

La Nación venezolana se conmovió con este hecho, a punto que el gobierno decreto duelo nacional.

El gobierno nombro una comisión técnica de profesionales para investigar la posible causa de ese siniestro desbastador.

Los tribunales de justicia hicieron lo mismo, pero transcurrido un año después de lo ocurrido tan solo el juez instructor ha dado su veredicto en atención al trabajo realizado, los términos del veredicto coinciden con lo expresado por la mayoría de los profesionales del área, pero faltó  la decisión de la Comisión de Alto Nivel nombrada, que hasta la fecha 40 años después, nunca dio su resultado, y en
consecuencia este caso aún no ha concluido.

Si es que los integrantes de esa comisión aun estén vivos, debo resaltar que tuve la oportunidad de asistir a un congreso mundial en España, donde estaban presente técnicos de diferentes partes del mundo, relacionado con la seguridad integral en las empresas, represente a Venezuela y América, me correspondió, presentar un trabajo relacionado con LA TRAGEDIA DE TACOA, donde a las tres mejores ponencias tendrían lugares de aceptación, correspondiendo a Venezuela la mejor de las tres
y en consecuencia el otorgamiento de Premio Mundial de Seguridad, que ostento orgullosamente para Venezuela y América.

En esa conferencia y exposición, hice un llamado de atención a los hombres y mujeres presentes, de la necesidad de tomar en cuenta el mantenimiento preventivo y correctivo, de los equipos automáticos instalados en las empresas donde prestan sus servicios, que estos funcionen a cabalidad, son los responsables que estos equipos estén en optimas condiciones, para actuar cuando sea necesario.

Para concluir este tema de nada sirve tener unos equipos que puedan ser utilizados cuando se presente un evento, y que los mismos no respondan adecuadamente, no es responsabilidad de los bomberos de la localidad, es responsabilidad de los hombres y mujeres que asisten técnicamente a las empresas como los hombres y mujeres de seguridad industrial.

Las leyes están hecha, en la materia pero lamentablemente no se cumple por inconsciencia de
todos, en la necesidad de que sus equipos de control de incendios estén mantenidos adecuadamente, dejo esta reflexión, hoy mas que nunca cuando los cuerpos de bomberos en nuestro país, pasan por el peor transe de dotación para poder servir a la comunidad, al estar desasistidos de unidades y persona para cumplir con esta NOBLE MISION, de protección de vidas y bienes, a los
residentes de las diversas comunidades de la Nación Venezolana.

Por Coronel (B) Pedro Vargas

¿Qué opinas?

Publicado por PromoActualPzo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

PJ Bolívar rechaza Navidades devaluadas y sin combustible en Bolívar

FOSPUCA recolectó más de 36 mil toneladas de desechos sólidos en primer mes