in

Piojos de Mar: La pequeña amenaza que ronda las playas

¿A quién no le gusta el mar? Sin dudas “en el mar, la vida es más sabrosa”, muchas personas les encanta caminar por la playa o darse un chapuzón, sin embargo no todo es felicidad. En el mar no solo hay que temer a tiburones o medusas, hay criaturas más pequeñas de las cuales hay que temer: Los Piojos de Mar.

Los piojos de mar son pequeños crustáceos isópodos muy común en los mares, son carroñeros, su pequeño tamaño lo hacen ver inofensivos, pero son de cuidado. Estas criaturas pueden medir cerca entre 1 o 3 cm, tienen una forma redonda y alargada, sus dientes están diseñados para atacar a los depredadores y por supuesto, para cazar.

Regularmente, los piojos de mar prefieren a los peces o animales muertos, sin embargo, en ocasiones las personas también son sus víctimas, como los surfistas y bañistas. Estas criaturas pueden meterse dentro del traje de baño e incluso en los trajes de neopreno, su mordida pueden ocasionar: enrojecimiento, intensa quemazón, irritación e hinchazón en la piel, nauseas, vómito, dolor de cabeza, fiebre y diarrea, síntomas que puede llegar a durar hasta dos semanas.

Pero hay casos mucho más extremos y peligrosos. Un caso reciente del piojo de mar, se presentó en las playas de Australia éste año, Sam Kanizay decidió ir a la playa a refrescarse después de jugar fútbol con sus amigos, metió sus pies en el mar y salió cubierto de sangre.

Al llegar a casa su padre intento curarlo, pero al ver que la sangre no paraba de brotar fueron al hospital. Los médicos al limpiarle las heridas se dan cuenta que el joven tenía miles de pequeños mordiscos en sus pies (del tamaño de un alfiler), casi se le devoran los pies. Nadie sabía que criatura marina podría hacer algo así, Sam no recordaba haber visto nada, solo arena que se quito de los pies.

Su padre al ver esto, fue a la playa y pudo atrapar algunas de éstas pequeñas criaturas, con un trozo de carne roja, que resultaron ser piojos de mar. Los expertos han señalado que éste es un caso extremo y atípico de piojo de mar, pues siendo carroñeras solo presumen que el joven debió tener alguna herida.

Aún así, éstos minúsculos invertebrados habitan mayormente en aguas caribeñas, pero pueden encontrarse en Florida y Europa, en España se les conocen como “carrachos”. Los piojos de mar, tienen una capacidad especial de camuflarse en el mar y la arena, lo que les hace más fácil “atacar”.

La próximas vez que quieras refrescarte en la playa, recuerda que hay más amenazas en el mar.

¿Qué opinas?

Publicado por boomz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Increíbles ilusiones ópticas sólo con ¡MAQUILLAJE!

Mansión Winchester: La casa más embrujada de EEUU ¡ya tiene película!