in ,

5 consejos para evitar «quedarte ciego» por culpa de la computadora

La vida moderna exige -en muchos casos- invertir varias horas frente a un monitor usando la vista a tope. Lamentablemente, estas rutinas generalmente provocan daño a nuestros ojos, como fatiga, tensión muscular y dolores de cabeza. La buena noticia es que existen varias prácticas que te puedan ayudar a erradicar y hasta disminuir estos lamentables efectos.

Aquí te dejamos 5 valiosos consejos que te pueden ayudar a no «quedarte ciego» por culpa de la computadora:

#1. La regla 20-20

Cada 20 minutos retira la vista del monitor, por al menos 20 segundos y enfoca tu mirada un punto que se encuentre a unos 7 metros de distancia.

#2. Checa la posición del monitor

Debe estar a una distancia de entre 40 y 60 centímetros de tu rostro. También asegúrate de que tus ojos estén nivelados con el extremo superior del monitor, incluso es recomendable apilar libros de pasta dura debajo de tu monitor o ajustar la altura de tu silla. Lo importante es que debes mirar ligeramente hacia abajo mientras trabajas. El centro del pantalla debe localizarse entre 15 y 20 grados debajo del nivel horizontal de la vista.

#3. Tamaño y color del texto

El tamaño del texto debe ser tres veces mayor al tamaño más pequeño que puedes leer desde una posición normal. Cuando se refiere a combinación de colores, tus ojos prefieren texto negro sobre fondo blanco o ligeramente amarillo. Generalmente las combinaciones oscuras sobre claro funcionan bien. Evita bajos contrastes entre fondo y texto.

#4. Cuida tus ojos

Si usas lentes de contacto, tus ojos tienen que trabajar más. Considera cambiar a lentes normales una o dos veces por semana. Si siempre usas lentes, puedes preguntar a tu optometrista sobre un recubrimiento anti-brillo para los cristales de tus lentes. Una gran práctica es humedecer tus ojos con gotas durante la jornada de trabajo.

#5. El brillo de la pantalla

Lo ideal es que el brillo de tu pantalla sea similar a la Luz del ambiente en el que te encuentres. Para hacerlo, mira el fondo blanco de esta página: si se nota como una fuente de luz para el ambiente, está demasiado brillante. Si se ve opaco y gris, probablemente esté muy oscuro. Si trabajas en un lugar muy iluminado, aplica un filtro reductor de brillo para tu pantalla.

 

Fuente @notitecno

¿Qué opinas?

Publicado por boomz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Agosto: Estas serán las series que estrenan temporada en Netflix

Cuenta regresiva para los «Teen Choice Awards 2018»